Pizzería La Clave es un negocio familiar que surge del afán de superación personal y profesional.

¿Quiénes somos?

Somos el resultado final de un proceso que comenzó hace muchos años como una afición: la de hacer pizzas en casa los viernes por la tarde (poniendo la cocina patas arriba y utilizando a la familia como conejillos de Indias).
‘Al principio sólo había una receta en un viejo libro’
Con el tiempo aparecieron más.
Cada vez que llegaba a nosotros una receta nueva había que probarla inmediatamente.
Con la llegada de Internet se fueron incrementando los pocos conocimientos que teníamos y la idea de abrir una pizzería iba germinando.
Finalmente, decidimos formarnos con los maestros más prestigiosos de Italia y entonces fue como llegamos a conseguir:
La Pizza Perfecta.

¿Qué hacemos?

La experimentación e innovación en el sector son una constante en nuestra trayectoria, buscando siempre conseguir un mejor producto.
¡La pizza La Clave, La pizza perfecta!
Las discusiones acerca de qué es una pizza perfecta pueden ser eternas.
La idea que tenemos en La Clave sobre cómo debe ser la pizza la hemos configurado a raíz de muchos años de pruebas e investigaciones, concluyendo que el modelo a seguir debe ser, sin lugar a dudas, el de la Auténtica Pizza Napolitana, con masa de fermentación lenta, estirada a mano, borde definido y alto en contraste con el centro más fino, miga esponjosa y corteza crujiente.
La masa
La masa es el elemento más importante de la pizza, y es aquí donde los verdaderos pizzeros artesanos se esmerarán en alcanzar el mayor grado de perfección posible. La masa debe tener borde, corteza bien coloreada y crujiente, miga esponjosa y alveolada y, lo más importante, DEBE OLER Y SABER A PAN.
En muchas masas podréis notar un fuerte olor ácido (el olor de la levadura). Es porque se utiliza demasiada levadura para conseguir fermentaciones muy rápidas. En una buena pizza apenas debe quedar rastro de ese olor.
Estas consideraciones hacen más evidente la importancia de que la pizza tenga BORDE. En el borde es donde apreciaremos todas las cualidades y el buen hacer de los pizzeros artesanos. Es la carta de presentación de nuestra pizza. El borde sólo puede conseguirse estirando la masa a mano.
El queso
Y qué decir del queso en una pizza. Casi tan importante como la masa es llevarnos a la boca una porción de pizza que quede bien conectada al plato por unos humeantes hilos de mozzarella derretida. Sin duda es lo que más gusta, y suele ser el mayor quebradero de cabeza para los pizzeros, debido al elevado coste que suele tener, esto ha llevado a que en muchas pizzerías se recurra a otras fórmulas alternativas a la mozzarella, como son las mezclas a distintos porcentajes entre quesos (70%, 50%, etc.), o directamente a sucedáneos de queso llamados preparados lácteos. Nuestro compromiso firme en Pizzería La Clave es trabajar, y así será siempre, con MOZZARELLA PURA al 100%.

La salsa de tomate
Éste es quizás el elemento más sencillo en la pizza, aunque no por ello menos importante. Una buena salsa de tomate, o passata, es indispensable para dar a la pizza su toque genuino. En este apartado las opciones están entre usar tomate triturado o tomate frito. Una auténtica pizza debe hacerse con tomate triturado crudo, que se cocinará dentro del horno junto con la masa y el resto de ingredientes. A la hora de preparar la passata podemos encontrarnos con muchas sugerencias, como usar tomates enteros y triturarlos nosotros, o usarlo ya triturado, condimentar con especias, con hierbas, con aceite de oliva, etc. En La Clave usamos tomate triturado de pulpa muy fina y gran calidad, y lo condimentamos con hojas de albahaca frescas picadas a mano y sal. Lo que aporta un sabor inconfundible.

La cocción
Básicamente existen tres tipos de hornos para pizzas: de leña, de piedra o de túnel (cinta)
El rey indiscutible es por supuesto el horno de leña, aunque con algunas salvedades. La masa de la pizza debe estar formulada específicamente para trabajar en ese tipo de horno, y éste debería superar sin problemas los 400º de temperatura. Los mejores hornos son fabricados en Italia por artesanos que guardan celosamente sus secretos en la construcción, diseño y materiales empleados. Además, el pizzero debe ser todo un experto para entender las subidas y caídas de temperatura incesantes por las que el horno pasará durante su turno de trabajo.
Los hornos de piedra son la opción más aceptable cuando las circunstancias no permiten instalar un horno de leña. Éstos simulan con bastante acierto el efecto de la convección del calor de los hornos de leña, y la base de piedra de la cámara de cocción consigue que las pizzas queden bien crujientes y en su punto. Trabajar con estos hornos requiere también de pizzeros muy experimentados y hábiles, ya que son ellos los que deciden cuándo la pizza debe girarse, cambiarla a una zona del horno con más o menos temperatura, o sacarla y servirla. Este es el horno con el que trabajamos en La Clave, el HORNO DE PIEDRA, con el que obtenemos de manera artesana y tradicional unas pizzas crujientes y deliciosas.

¿Cómo trabajamos?

Nos caracterizamos por la transparencia en el proceso de elaboración, con ingredientes de la más alta calidad y una cuidada atención al cliente. Esta es nuestra carta de presentación. ¡Esperamos que disfruten de su experiencia y vuelvan a visitarnos pronto!