#Mindfoodness ¿Estás listo para conocer algo nuevo?

#mindfoodness

#Mindfoodness un placer al alcance de todos.

Atención que descargamos el barco con un nuevo concepto culinario, aunque se presenta como novedoso, ya tenemos pocas cosas por inventar. La primera vez que tuve ocasión de conocer el concepto fue a través del libro “El guerrero pacífico”, publicado en 1980, y donde se plantea una forma de ser consciente de tu persona, de las experiencias, del mundo que te rodea, de las personas de tu entorno y de tu crecimiento o camino espiritual/personal.

Una de las pautas de conducta que aparecen en este libro, para llegar a desarrollar la conciencia, está relacionada con la alimentación. Ser conscientes significa serlo de todo y todos los momentos y experiencias, incluida la comida.

Vamos a plantear unas cuestiones:

¿Cuándo empiezas a comer estás pensando en otra cosa?

¿Mientras comes estás viendo la televisión?

¿Estás trabajando o simplemente enredando con el móvil mientras te alimentas? Sí, lo he dicho bien, te alimentas, porque eso no es comer. Te estás perdiendo el placer de la comida por no estar en lo que estás haciendo.

Para practicar el #mindfoodness tienes que estar dispuesto a probar nuevas experiencias y sensaciones, debes estar dispuesto a disfrutar con el intenso placer que te brinda la comida. Abre todos tus sentidos para la experiencia.

Estamos habituados a usar la experiencia culinaria como excusa que sirve a un plan superior: la distracción. Con la excusa de tomar una pizza quedamos con los amigos y charlamos de nuestras cosas, nos ponemos al día, cotilleamos… Y el tema está muy bien, pero no tienes porqué limitar tu experiencia a la charla. Sigue los pasos que detallamos y prepárate para tener una experiencia de placer con la pizza como nunca has tenido, esta vez será tu idea la que revolucionará al grupo, ya verás:

  • Cuando te acerques a tu pizza observa su presencia y como actúa sobre tus sentidos produciendo en ti unas ansias muy parecidas a las de otras experiencias realmente intensas ¿sabes de lo que hablo?
  • Deja que el aroma de los ingredientes y la masas asalte tus sentidos como un preámbulo del placer que experimentará tu paladar. Recrea tu experiencia para que el objetivo principal sea disfrutar.
  • Antes de probar el primer bocado… ¡Para! No engullas la comida como si no hubiese un mañana, intenta a través del olfato y el paladar descubrir los ingredientes, matices, aromas sutiles de especias… en definitiva siente la experiencia completa y disfruta con el placer que vas a sentir.
  • Cuando empieces a comer deja de pensar en saciar tu hambre y apetito con voracidad, hazlo con la conciencia del placer que estás experimentando. Si tienes un buen vino o simplemente agua para ir limpiando tu paladar entre bocado y bocado perfecto, pero no es imprescindible.
  • ¿Eres de los atrevidos? Plantea un juego a los comensales del grupo, nos vendamos los ojos, cogemos la pizza en la mano y experimentamos el placer, mientras seguimos en juego solo podemos hablar de los matices del placer, de las dimensiones que estás experimentando.
  • ¿Quieres otro juego? Elegid un número y sacar un dado o un papelillo con todos los números, al que le toque se venda los ojos y realiza la experiencia explicando a todos lo que va sintiendo. Cada miembro del grupo que ha estado observando puede colaborar explicando lo que ha sentido al ser partícipe del placer del comensal, que recuerdo ha llegado a su mente, a qué lugar viajó para tener una experiencia más completa y centrada mientras su mente estaba en calma. Yo me suelo transportar a la misma pizza, soy parte de ella… jeje ¡Y me como entera!
  • Según la opinión de algunos comensales que han probado la técnica se trata de una experiencia bastante interesante, y recomendable para todos aquellos que estén cansados de más de lo mismo. Te dejo un testimonio: “Una maravilla. He encontrado sabores, gustos, olores y texturas diferentes de cosas cotidianas y que hasta ahora, no tenía ni idea de que existían”.

 

Bueno, ha llegado el momento de levantar el telón. Coge el teléfono, llama a los amigos, familiares, compañeros… y a ver quien tiene ganas de probar algo nuevo. No sueltes el teléfono, llama y encargar varias pizzas para que la experiencia sea lo más completa posible. Y disfruta con todos tus sentidos la experiencia, se trata de una pizza con una base elaborada con las harinas de mejor calidad, lenta fermentación de la levadura, aceite de oliva virgen extra y una serie de ingredientes de gran calidad  vegetal, lácteo y demás. Cuidamos detalles como parmesano recién rallado… ¡¡Tú sólo disfruta las sensaciones!!

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.